top of page

El sobreentreno

El sobreentreno


El sobreentreno suele ser

producido por varios factores,

como son el exceso de

entrenamiento, la falta de alimentación, falta de descanso

aunque también por motivos

externos como por ejemplo demasiado estrés en el trabajo

y la vida en general.

¿ Pero sabemos reconocer cuando sobreentrenamos ?

¿ Sabemos cuanta carga de trabajo podemos soportar ?

Pues hay unas pautas que debemos seguir para evitar este síntoma o estado. El primero es estar muy atento a las señales que nos envía nuestro cuerpo y el segundo es ciclar nuestro entreno, alternando periodos de máxima intensidad, con alguna semana de entreno mas liviano. Cada persona es diferente y tiene una cierta tolerancia al esfuerzo del que es capaz de recuperarse, esto depende de muchos factores como la edad, el trabajo, la morfología, etc. Es muy importante estar pendientes siempre a las señales que nos envía nuestro cuerpo, como sensaciones en el entreno, sistema digestivo, sueño, cualquier alteración de estos puede ser un indicativo, eso si hay que distinguir entre estar verdaderamente cansados y estar perro que no es lo mismo. También decir que si te alimentas y suplementas correctamente es mucho más difícil llegar al sobreentreno, y que normalmente este sucede en personas que entrenan mas de 5 o 6 días por semana y de forma muy fuerte o profesionalmente, si eres una persona que vas 4 o 5 días al gimnasio durante 1 hora, pues no llegarás a sobreentrenar en la vida, mientras que si eres un culturista de competición deberás estar siempre atento a esta situación por que puede llegar en cualquier momento. La primera señal de sobreentreno es la falta de progreso, y lo peor es que creemos que no estamos haciendo lo suficiente con lo cual seguimos aumentando series con lo que seguimos agravando el problema. Seguidamente nos sentiremos un poco agotado, sin ganas de entrenar, dificultad para conciliar el sueño, vamos a entrenar y los músculos no se congestionan, pero la regla primera para reconocerlo es tomarnos el pulso al despertarnos y en cuanto nos de un poco alto, en este punto debemos de descansar de gimnasio al menos 2 o 3 días o durante una semana bajar la cantidad de trabajo a 1/3 de lo que estabas haciendo o bien hacer solo 2 a 3 sesiones de cardio suave en la semana. Se ha demostrado que el cuerpo se adaptará y se hará más fuerte si está levemente sobreentrenado, pero solo si se le permite recuperarse completamente. Una buena idea es la de entrenar suave una semana por cada 8 de entreno intenso. La nutrición La nutrición tiene que ser abundante en proteínas y moderada en hidratos de carbono, dependiendo de tu morfología y pretensiones y con un correcto aporte de grasas esenciales, por regla general te hacen falta: