top of page

¿Por que engordamos?

¿Por que engordamos?


Hay dos factores determinantes,

uno que es que se comen más

calorías de las que nuestro

cuerpo necesita, (esto se

soluciona mediante la dieta y

el ejercicio) y la otra aún más importante que es la manera

y horarios de alimentarse.

Los obesos se alimentan a la

inversa de los ritmos

hormonales.

Como consecuencia, la falta del desayuno y una cena abundante favorecen la obesidad. Las personas obesas presentan elevados niveles de serotonina al amanecer, lo que les ocasiona aversión y rechazo hacia el desayuno. A la vez, los acentuados descensos de serotonina presentes a media tarde, incrementan su apetito y los impulsos adictivos hacia las harinas, dulces y otros hidratos de carbono. Estas bruscas oscilaciones de la serotonina cerebral promueven en los obesos un horario de alimentación invertido. Una tendencia a comer más antes de dormir que antes de trabajar, es la llamada dieta invertida. La mayoría de los obesos no desayunan, o hacen un desayuno muy escaso o nulo en proteínas. Ellos dicen que por la mañana nunca sienten hambre e incluso los alimentos suelen ocasionarles nauseas y repulsión. Algunos desayunan sólo una fruta o un jugo de frutas, como un jugo de naranja o de pomelo (toronja), o un pan tostado con un poquito de mermelada y un café o té con leche, o un jugo.

Por el contrario, al anochecer sienten más deseos de comer y es cuando más alimentos ingieren. A media tarde es cuando al obeso se le abre el apetito, pero aún así muchos de ellos comen poco, ya que siempre tienen la idea de querer adelgazar presente. En las mañanas, cuando los alimentos se transforman en energía, los obesos no comen, mientras que antes de dormir, cuando los alimentos se desvían hacia la grasa de reserva, comen más, y generalmente de forma ilimitada. Otro grave error es la falta de ejercicio físico, primero por el gasto calórico que esto supone y luego por que mientras estamos a dieta a veces se pierde más masa muscular que grasa, esto tiene dos repercusiones, la primera es que se nos ve estéticamente blandos y lo más grave es que al perder masa muscular nuestro metabolismo se ralentizará ya que el músculo necesita calorías para mantenerse. Por esta causa luego de haber llevado una dieta, se vuelve a coger el peso perdido por que hemos bajado nuestro metabolismo y nuestro cuerpo necesita muchas menos calorías que antes