top of page

Vitamina D

Actualizado: 31 mar 2022

Vitamina D


Muchas vitaminas ofrecen

funciones beneficiosas para

la salud y el bienestar, pero

la vitamina D promueve la salud

y además posee la maravillosa

capacidad de estimular el

crecimiento muscular.

La vitamina D participa en

muchos procesos, tales como

la absorción y el metabolismo

de calcio y fósforo, promoviendo

la salud de los huesos.

Una deficiencia de vitamina D puede afectar al sistema musculoesquelético, lo que al final puede provocar mayor riesgo de lesiones. La vitamina D también regula muchos de los genes del genoma humano. Uno de los genes claves en la regulación muscular controlado por la vitamina D es el receptor de insulina, el cual conduce el crecimiento muscular en respuesta a la hormona anabólica insulina. Como consecuencia, la capacidad de la vitamina D en regular los niveles del receptor de insulina y la señalización de la misma le dan a la vitamina D la habilidad de influir en el crecimiento muscular. El control que ejerce la vitamina D en el receptor de insulina permite que esta vitamina tenga la habilidad de entregar una reacción anabólica más poderosa frente a ciertos aminoácidos, mejorando el crecimiento muscular después de consumirlos. También nombrar que la vitamina D se encarga de ayudar al músculo del corazón y a los nervios para mantenerse sanos, sin olvidar que estimula la tiroide y colabora con la coagulación de la sangre. Algunas propiedades constructoras de la musculatura asociadas con la vitamina D se deben a su estructura química similar a la de las moléculas esteroides como la testosterona; algunos estudios han mostrado que la vitamina D puede activar el receptor de testosterona, y provocar algunos efectos anabólicos asociados con esta hormona.Cuando un deportista o una persona carece de vitamina D, puede provocar el adelgazamiento y debilitación de los huesos, así como espasmo