top of page

Glicerol y culturismo

Glicerol y culturismo


Uno de los productos utilizados en

culturismo, sobre todo a la hora de salir

a la tarima para presentar una buena

definición y vascularización con ausencia

total de agua subcutánea, es el glicerol,

claro está y se entiende que debes estar

con un nivel muy bajo de grasa, ya que esto no arregla una falta de defición.

El glicerol es un gas incoloro, sin olor, de

sabor dulce y aspecto gelatinoso, es técnicamente un alcohol de azúcar; pero

no podría ser considerado un carbohidrato

realmente. Es obtenido de acéites y grasa

y tiene un valor calórico de 4,32 por gramo.

Un carbohidrato se descompone y provee un poco de energía utilizándose en la producción de lípidos (ácidos grasos) que junto con los ácidos grasos combinados con glicerol forman los triglicéridos.

Todos los carbohidratos consisten en una gran clase de celulosa, almidones, y por supuesto azúcares. El glicerol es un metabolito natural que se absorbe rápidamente y se distribuye por todo el cuerpo. El mismo permite que el cuerpo retenga temporalmente el exceso de líquido. Este efecto puede ayudar a apoyar el aumento de tamaño de las células musculares, así como ayudar a los efectos de la termorregulación (para ayudar a prevenir el sobrecalentamiento que conduce al fallo muscular) . El ejercicio puede causar excesiva pérdida de líquidos y el glicerol puede ayudar a promover la hidratación. La glicerina y el glicerol forman la columna vertebral química en donde 2 o 3 cadenas de ácidos grasos se atan para crear lo que conocemos como grasa. La glicerina es usada para hacer que una barra permanezca suave con la presencia de proteínas, atrapando el agua que se encuentra dentro de la barra. Demasiado glicerol puede causar un malestar estomacal o diarrea. Los estudios muestran que consumir menos de un gramo por kilo de peso corporal sería una dos