top of page

Estudios sobre la Creatina

Estudios sobre la Creatina


Sin ninguna duda, la creatina, el suplemento deportivo más revolucionario de los últimos tiempos también es el más estudiado. Esta es una revisión de algunos aspectos interesantes estudiados científicamente de los suplementos deportivos con creatina monohidrato, que nos ayudarán a usar los suplementos deportivos de creatina de forma que obtengamos mayor rendimiento, más masa muscular, fuerza y resistencia. Se ha incluido también una revisión de algunos suplementos deportivos que se encuentran en el mercado que ofrecen creatina en forma líquida, presentación que puede ser interesante si se solventan algunos problemas de degradación del suplemento deportivo con creatina.

La creatina normalmente se administra a través de una solución en agua, su absorción viene determinada por sus propiedades fisicoquímicas y por la circulación sanguínea visceral. Las drogas y los nutrientes pueden pasar a través del tracto gastrointestinal hasta la sangre, a través de simple difusión, transporte activo o trasporte facilitado. La creatina puede pasar a la circulación sanguínea a través de transportadores de aminoácidos, transportadores específicos para creatina o transportadores de péptidos. La administración oral de dosis bajas de suplementos deportivos con creatina( 1 a 10 g.) tiene un máximo de concentración sanguínea T. max. de menos de 2 horas y a dosis por encima de 10 g. el T.Max. es mayor de 3 horas. Una vez en la circulación sanguínea la creatina se distribuye en los glóbulos rojos, cerebro, masa muscular esquelética, músculo cardíaco, esperma y en la retina. La afinidad de combinación tisular también determina el volumen de distribución. Transportadores Debido a que la creatina es producida de forma natural sólo en algunos órganos y utilizada en otros, tiene que llegar a la circulación general para alcanzar otros tejidos como la masa muscular. La absorción celular de creatina en los órganos es crítica debido al potencial de baja regulación de estos sistemas a la exposición crónica con creatina. Una vez en la sangre, la creatina es transportada hasta los tejidos a través de un transportador dependiente del sodio y del cloro el (Crea T) que es un transportador similar al de la dopamina, ácido guanidino alfa-aminobutírico y la Taurina. El RNA para la CreaT se encuentra en los riñones, corazón, músculo esquelético, testículos, cerebro y colon. Las catecolaminas, el IGF-1 (insulin- like growth factor 1), insulina y el ejercicio puede influenciar en la absorción de creatina en el músculo esquelético. Las hormonas Tiroideas (T3) incrementan también la creatina total y el IGF-1 aumenta la creatina total en un 40-60% comparado con los controles. También los B2 agonistas como el clenbuterol incrementa la creatina total en un 30%, en cambio los B-antagonistas (butoxamina, propanolol) causan una pequeña reducción. Básicamente para aumentar la creatina total tenemos estas opciones prácticas:

  • A través de un suplemento deportivo con una fórmula con creatina, carbohidratos, Taurina y electrolitos ( Stout et. al. 99

  • Realizando ejercicio, seguramente más efectivo si es de alta intensidad y hacer una toma post ejercicio.

  • Implantar estrategias nutricionales o a través de suplementos que mejoran la acción de la insulina o de la concentración de IGF-1.

Estas estrategias son importantes ya que debemos tener en cuenta que la capacidad que tiene la creatina para aumentar el rendimiento depende directamente del incremento de la concentración de creatina total. Aumento de la masa muscular El incremento de la masa muscular viene dado por el incremento de la síntesis proteica o por la reducción del catabolismo proteico o bien ambas. Algunos investigadores mantienen que la toma de su