top of page

CLA para reducir la grasa corporal

CLA para reducir la grasa corporal


Ácido Linoleico Conjugado


El Ácido Linoléico Conjugado, cuyas siglas

en inglés son CLA, es un ácido graso esencial,

muy importante para la salud y presente en

los aceites vegetales (aceite de maíz, aceite

de soja, aceite de girasol, etc.). Se encuentra también en la leche y la carne

de los animales rumiantes. Numerosos estudios sugieren que este ácido ayuda a reducir el peso corporal, exhibe una potente actividad

antioxidante, reduce el desarrollo de la arteriosclerosis, mejora la función inmune y

la mineralización de los huesos y tiene efectos antidiabéticos. Sus efectos sobre el peso corporal El CLA te ayuda a comer menos, a gestionar mejor la dieta y no interfiere en la absorción de otras sustancias. Un reciente estudio llevado a cabo con 180 voluntarios con sobrepeso y publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition demuestra tales efectos. El ácido linoleico conjugado parece que actúa favoreciendo la reducción de grasa corporal, mientras que aumenta la masa muscular. Esto se ha podido observar en varios estudios en los cuales se miraba el porcentaje de masa adiposa perdida. Otro estudio llevado a cabo por Blankson en el año 2000, confirmó la eficacia del CLA sobre la composición corporal en 60 personas con sobrepeso; la administración de cantidades de Ácido Linoléico Conjugado comprendidas entre 1,7 y 6,8 g durante 12 semanas, reveló una disminución de un 5% de la grasa corporal y un aumento de la masa muscular, sin necesidad de modificar la dieta ni realizar ejercicio. Quedó también consistentemente probada la buena tolerancia y seguridad de las cantidades de CLA. El CLA tiene dos vías de actuación interesantes. Por un lado, inhibe el depósito de grasa en los tejidos, especialmente de la región abdominal (disminuye la lipogénesis). Por otro lado facilita el gasto energético aumentando la destrucción de grasas (incremento de la lipolisis). La mayor parte de sus actividades biológicas se relacionan con una mejora en el metabolismo energético y con una reducción en el apetito, lo que indudablemente ayuda a mejorar en los diversos problemas descritos anteriormente. Así, si reducimos la ingesta de alimentos por una sensación de saciedad, facilitamos la pérdida de peso y reducimos la obesidad, con lo que disminuimos el riesgo cardiovascular y se ralentiza el desarrollo de la arteriosclerosis, entre otros aspectos. Estos beneficios se incrementan significativamente si, además de tomar CLA, se sigue un poco de dieta y se hace algo de ejercicio. Si quieres adelgazar, te aconsejamos que hagas una dieta equilibrada, con las calorías apropiadas a tu ritmo de vida y constitución, hagas ejercicio regularmente y tomes de 4 a 7 g. aproximadamente de CLA al día. Antienvejecimiento Algunas de las modificaciones debidas al envejecimiento son inevitables, pero otras, pueden controlarse. La atenuación o la disminución de los efectos de la edad sobre nuestro cuerpo depende