top of page

Arnold Schwarzenegger

La motivación por Arnold Schwarzenegger

El deseo, la motivación y el ponerse metas todas esas metas empiezan en la mente, así como la visualización. Como te imaginas será tu cuerpo dentro de un tiempo, si tu mente no es capaz de focalizar lo que necesitas hacer en el gimnasio no podrás concentrarte en entrenar tus músculos como debieran.


Siempre recuerda que el cuerpo hace lo que el cerebro le dicta. Si tu mente no quiere levantar pesos pesados y aguantar intensas sesiones de entreno tu cuerpo no lo hará como debería, conseguirás hacer las series y repeticiones pero nunca lograras hacer el entrenamiento pesado que desarrolle tu cuerpo lo necesario. Es la mente la que marca los límites, no tu cuerpo. He aquí un ejemplo para demostraros lo que os explico. Recuerdo un día estaba haciendo sentadillas con Franco Columbu. Franco como todo el mundo sabe es uno de los culturistas más fuertes que ha existido. Ese día en concreto estaba levantando menos de 500 libras y en la fase más baja de la repetición no podía levantarse, tuvimos que ayudarlo a poner la barra en su sitio. Aquel día concreto 500 libras eran incluso demasiado peso para una sola repetición.


En ese momento entraron en el Gimnasio un grupo de adolescentes Italiano-americanos de Nueva York y empezaron a decirle ¡mira es Franco! eran unos fans de Franco. Pero Franco estaba deprimido, acababa de fallar y estaba a punto de volver a fallar, así que lo cogí de lado y le dije, >oye Franco esos chavales creen que eres el rey, si fallas ellos volverán a casa y dirán mira ese Franco Columbu no puede hacer sentadillas ni con 500 libras>, de golpe su cara cambio, me miro con grandes ojos dándose cuenta que era el foco de atención, salió a la calle y estiro un poco tomando profundas inhalaciones de aire, ENTRO EN EL Gimnasio, cogió la barra y en vez de hacer 6 repeticiones que tenía que hacer hizo 8!!!. Entonces se aparto de la Jaula de potencia como si no hubiese hecho nada.


Es obvio que sus músculos no se habían hecho más fuertes entre series y serie, sus tendones y ligamentos no eran más fuertes, lo que cambio fue su mente, su motivación, su deseo para conseguir la meta. La mayoría de las personas hubiese dejado la barra por miedo a volver a fallar, pero Franco Columbo sabía que era más fuerte que el peso y su firme propósito era superior a su miedo.


La confianza en tus habilidades para desarrollar tu cuerpo parte de la mente. La concentración y la intensidad también parten de tu mente, como el deseo de entrenar y la motivación para conseguir el éxito. La pasión y la intensidad parten de la mente tanto si es para conseguir un físico de Mr. Olimpia, escalar una montaña imposible, el éxito en los negocios, conseguir unas metas en los estudios o aprender a tocar un instrumento musical todo empieza en la mente.


Debes desarrollar una actitud muy positiva respecto al entrenamiento, ser entusiasta y aplicado persiguiendo tus objetivos. Si no tienes unas metas estarás entrenando sin razón o perdiendo el tiempo. Sin una meta no puedes desarrollar la excitación y estar involucrado completamente en tus entrenamientos. Si desea el éxito en el Culturismo debes estar mentalmente preparado a entrenar con pesos muy pesados y no tener miedo de ser aplastado por esos pesos. Debes tener una confianza total en tu fuerza para aguantar esas pesadas cargas. No hay espacio para el miedo en el Gimnasio, si temes el dolor y la fatiga debes proseguir con las series de pesos muertos, sentadillas y press de banca hasta que sientas nauseas, debes empujar tu cuerpo hasta sus límites mas inhumanos. Como ya dije en la película "Pumping Iron", <si puedes soportar el dolor serie tras serie puede que te conviertas en un campeón, si no puedes soportarlo nunca serás un campeón>.


Probablemente la mayor diferencia con los campeones que he conocido durante los años y los chicos que siempre están en su nivel inicial es su habilidad para concentrarse, los campeones buscan el límite en cada serie y no temen el dolor ni el peso excesivo. Claro está los campeones tienen un físico mas privilegiado que las personas normales pero conozco un montón de culturistas con una genética envidiable que nunca han ganado ninguna competición porque su mente es débil, no son capaces de concentrarse o les falta confianza en sí mismos para conseguir los objetivos. Por otra parte también he visto culturistas con una genética muy poco favorecida que han ganado muchos títulos porque tenían determinación, el deseo y la perseverancia que hacen falta.